TRANSPORTES INICIA CONSULTA CIUDADANA PARA CAMBIAR LA IMAGEN DE LOS BUSES DEL GRAN CONCEPCIÓN

01

Concepción, martes 9 de agosto de 2016. Hoy partió la Consulta Ciudadana “Pinta Tu Bus” que busca cambiar la actual imagen del sistema regulado del Gran Concepción. Las propuestas desarrolladas por la Secretaría Regional Ministerial de Transportes y Telecomunicaciones del Biobío fueron presentadas hoy en la Plaza Independencia donde se instaló un stand de recepción de votos.

La primera autoridad en marcar su preferencia fue el intendente Rodrigo Díaz, quien valoró la iniciativa. “Al igual que como se hizo en el proceso de licitación de 2002, vale la pena que la ciudadanía pueda participar tomando decisión sobre cuál es el color que va a tener el transporte público de tal manera que podamos generar una mayor vinculación entre los usuarios y las máquinas que prestan el servicio”, recalcó.

El intendente señaló que la consulta se extenderá hasta 16 de septiembre en las siete comunas que integran el actual sistema regulado: Concepción, San Pedro de la Paz, Talcahuano, Hualpén, Chiguayante, Hualqui y Penco.

La comunidad podrá elegir su preferencia a través de www.pintatubus.cl donde sólo deberán ingresar su RUN, comuna a la que pertenecen y votar. También se podrá hacer de manera presencial en los stands que se habilitarán en distintos puntos durante un mes, los cuales serán informados en la página web. (Se adjunta imagen con las tres alternativas)

En paralelo a esta consulta, la autoridad regional de Transportes, César Arriagada, destacó que la Seremi está en pleno proceso de negociación de las nuevas condiciones de operación para renovar el actual sistema de transporte que incluye mejores frecuencias, control de flota en línea, extensión horaria de los servicios, nuevas variantes y mejores condiciones laborales también para los conductores.

A su vez, el Ministerio de Transportes encargó a Fesur un piloto de pago electrónico, el cual debiera comenzar a operar hacia fines de septiembre en la flota del Biobús. La idea es probar la tecnología y posteriormente comenzar a erradicar gradualmente el pago en efectivo del interior del bus. De este modo, brindar mayores condiciones de seguridad a los conductores.

“El Ministerio de Transportes a través de la Subsecretaría ya inició un concurso público donde operadores tecnológicos pueden presentar sus mejores propuestas para sistema de validación de tarjetas lo que un futuro se puede proyectar como sistema de pago. En principio, Concepción con validadores de tarjeta de adulto mayor y TNE, y a través de Biobús, lo más probable es que en septiembre ya podamos pagar el Biobús con tarjeta de Biotrén”, explicó el Seremi.

Mala percepción de la actual imagen
El actual color de los buses regulados del Gran Concepción, data de año 2002, fecha en que comenzó a operar la primera licitación del transporte público del Gran Concepción. En esa oportunidad también se realizó una consulta ciudadana donde los usuarios del transporte público votaron para elegir el color de los buses.

Y es en el marco de las nuevas condiciones de operación para el transporte público que negocia actualmente la Seremi con los gremios de Concepción, Lota Coronel y Tomé, que surge la necesidad de renovar la actual imagen de los buses, considerada como poco amigable por la mayoría de los penquistas.

Así se dejó sentir en el “Estudio de percepción usuaria de la Calidad del Servicio de Micros, Concepción” contratado por el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones y finalizado en noviembre del año 2013 y en donde se entrevistó a mil personas.

Los resultados de dicho estudio arrojaron que el sistema de Buses de Gran Concepción concentra su satisfacción principalmente en tres aspectos: comodidad (32%), disponibilidad (29%) y confiabilidad (26%), donde tanto la comodidad y la confiabilidad tienen aspectos de información usuaria que hoy son carentes. También se aprecia que la imagen y el estado del bus, es uno de los temas peor evaluados del actual sistema de Transporte de Concepción con un 3,5. Además se le pone un 2,7 a la facilidad para reconocer la micro cuando se acerca, por su color o número.

“Nos importa fundamentalmente que los colores que se elijan sean muy visibles y que se mantengan en el tiempo para que la gente los identifique bien y duren en cuanto a conservación. No es fácil pintar un bus cada cierto tiempo, por el costo que tiene y porque además hay que retirar de circulación la máquina”, concluyó Arturo Giusti, presidente de la Federación Interregional de Transporte de Pasajeros de Concepción.